Saltar al contenido

Plaza de San Pedro del Vaticano en Roma

La Plaza de San Pedro es el corazón del Vaticano y guarda muchos secretos

plaza de san pedro

La Plaza de San Pedro es una de las plazas más conocidas de Roma, Italia, y probablemente de todo el mundo. Debido tanto a sus enormes dimensiones como a la belleza de los elementos que se encuentran en ella, y está situada, en el corazón del Vaticano.

Se compone en realidad de dos plazas tangentes, una trapezoidal frente a la fachada de la Basílica de San Pedro y elevada por una escalinata. Y otra elíptica bordeada de columnas, que crea un espacio que se aprecia como “cerrado y abierto al mismo tiempo”.

Un lugar imponente, ya que sobre las columnata de Bernini, se asientan ciento cuarenta figuras de diferentes santos. Y sobre la fachada, hay figuras también de Cristo y los apóstoles.

plaza del vaticano
Plaza de San Pedro con la basílica al fondo.

Asimismo, en el centro de la Plaza de San Pedro del Vaticano, se halla un enorme obelisco egipcio, además de una fuente a cada lado de éste, en el centro de cada semicírculo de la elipse. Lo que también aporta fama y belleza a la piazza.

Por ello, es una de las paradas obligatorias en tu viaje a Roma, así como los espectaculares Museos Vaticanos, y ver la Capilla Sixtina, otra de las joyas del estado más pequeño del mundo. Sigue leyendo, porque voy a descubrírtela como se merece. ¡Vamos allá!

Plaza de San Pedro del Vaticano: un poco de historia

La Plaza de San Pedro del Vaticano, tuvo mucho que ver con la intención de convertir a Roma en una gran capital digna de ser el epicentro del catolicismo. Por lo que la gran labor de remodelación y ampliación urbana giro entorno a ella.

Fue Gian Lorenzo Bernini el encargado, por orden del Papa Alejandro VII, de diseñar esta enorme plaza, construida entre los años 1656 y 1667. Y que tenía que cumplir dos funciones muy importantes: una civil y práctica y otra meramente simbólica.

plaza de san pedro del vaticano
Piazza San Pietro del Vaticano en la antigüedad.

Así pues, la plaza tenía que poder acoger un gran número de fieles, además de permitir que se celebrasen allí distintas ceremonias litúrgicas. Y delimitar el espacio del Vaticano respecto al resto de edificios de la ciudad, pues le debía de proporcionar mayor protagonismo.

Asimismo, la Plaza del Vaticano tendría que tener un fuerte simbolismo. Por lo que se convirtió en una metáfora de la mismísima Iglesia Católica. Ambos brazos elípticos de la plaza simbolizan lo que serían los brazos abiertos de la Iglesia que reciben y acogen a todos sus fieles.

Ya en un aspecto más técnico, Bernini trató de darle protagonismo también a la fachada además de a la cúpula de Miguel Ángel. Por ello, conforme se avanza por el interior de la plaza, ésta se va ensanchando y dirigiendo el foco de atención hacia la fachada de la basílica.

⬇ Visita la Plaza de San Pedro y el Vaticano conmigo ⬇

Columnata de Bernini

La columnata de Bernini, es una de las cosas que más llama la atención de la Plaza de San Pedro. Ya que, recoge las características propias del estilo barroco, pues tiene un carácter sin duda funcional, además de poseer un importante rasgo escenográfico y una gran simbología.

Uno de los objetivos del arquitecto, era el de crear un acceso digno y merecedor a la basílica, que es el gran referente de la religión cristiana. Y como hemos comentado anteriormente, la intención era acoger a los fieles y darles un mayor acercamiento con el Papa.

Para ello, el ingenioso maestro jugó con diversos recursos ópticos y no sólo con las columnas. Como por ejemplo, acentuar la altura de la fachada de Maderno de la Basílica de San Pedro, y lo hizo, reduciendo la de la columnata de San Pedro respecto a la de la del templo.

columnata de bernini
La preciosa columnata de Bernini.

La intención del autor, según llegó a afirmar, era que el fiel se perdiese entre un bosque de columnas, dejando ver el edificio de la basílica, aunque difícilmente al completo. Al final el viajero se encontraría directamente con la fachada, en la que destaca la gran cúpula.

La columnata de Bernini, es un conjunto de 284 columnas dóricas y 88 pilastras dispuestas de un modo que crean cuatro hileras. Y sobre ellas, se encuentra una balaustrada que sostiene un total de 140 figuras de santos realizadas en 1670, por los discípulos de Bernini en la Plaza del Vaticano.

columnata de san pedro del vaticano

Qué ver en la Plaza del Vaticano también

En la Plaza de San Pedro de Gian Lorenzo Bernini, hay una serie de cosas que podrás ver en tu viaje, además de la preciosa basílica y la gran columnata. Estas cosas son el obelisco egipcio del centro, las dos fuentes y las estatuas de las que ya hemos hablado un poco.

En este apartado voy a hablarte de cada una de las cosas que podrás ver y que sin duda podrás guardar en tu memoria y mediante fotos. Ya que podrás realizar preciosas imágenes para tus recuerdos en ella gracias a su belleza.

Obelisco egipcio de la Plaza del Vaticano

El Obelisco de la Plaza del Vaticano, tiene ligada su historia a la del emperador Calígula, del que aún podemos observar los restos de su palacio en el Palatino y desde el Foro Romano. Quien quiso adornar su circo privado con un gran obelisco egipcio y que colocó en su centro.

Un circo llamado más tarde Circo de Nerón, ya que fue el famoso emperador de la Domus Aurea el que terminó la construcción del proyecto inicial de Calígula.

Por cierto, un mote que tiene este obelisco es el de testigo mudo, ya que se dice que el apóstol San Pedro fue torturado y crucificado justo al lado del monumento.

Afortunadamente, el obelisco sobrevivió a la caída del Imperio Romano, y se mantuvo en su lugar hasta que llegó el año 1586. Fue en septiembre de ese año, cuando Domenico Fontana, bajo el mandato del Papa Sixto V, trasladó el obelisco hasta la Plaza de San Pedro de Roma.

plaza san pedro vaticano
El imponente obelisco egipcio que preside la Piazza San Prieto.

Un dato curioso es que en la parte superior del obelisco había una esfera de bronce, dentro de la cual se creía que se encontraban las cenizas de Julio César. Sin embargo, Fontana la quitó tras comprobar que no era cierto. Este Papa la sustituyó con una cruz.

Este obelisco egipcio forma parte de los 13 que se encuentran en Roma. Mide alrededor de 25 metros de altura, y es el único de Roma que no ha caído desde los tiempos del Imperio Romano. Además, no tiene jeroglíficos.

Encontramos otros por ejemplo en la Plaza de España o Plaza Navona, así como en muchos más lugares de la ciudad. Es normal ir caminando por Roma y ver muchos de ellos. Todavía me siguen sorprendiendo en mis viajes a la ciudad.

Otra curiosidad es que el obelisco hace el papel de reloj de sol, que muestra tanto la hora del día como los solsticios de verano o de invierno. Para ello se pusieron discos de mármol en el suelo de la plaza que forman la rosa de los vientos y una meridiana.

columnata de san pedro

Estatuas de la Plaza de San Pedro

Sobre las estatuas de la Plaza de San Pedro, decirte que las podrás encontrar sobre la balaustrada que une las columnas. Hay un total de 140 figuras aparentemente humanas, las cuales representan a un gran número de santos.

Las esculturas miden aproximadamente 3 metros, y fueron realizadas por los discípulos de Bernini en el año 1670. Algo interesante es fijarse en cada una de las figuras, realizadas con gran maestría y admirar los detalles propios que hacen que se diferencien entre ellas.

Las fuentes

Las fuentes de la Plaza de San Pedro del Vaticano son dos fuentes gemelas, ambas colocadas en el eje mayor de la elipse de la plaza, en línea con el obelisco. Es algo que especialmente me encanta admirar siempre que la visito.

Comentarte, que en la plaza que se encontraba antiguamente frente a la basílica ya existía una fuente, la cual estaba situada de forma descentrada. Su estructura original estaba formada por una base circular sobre la que había dos cuencas que recibían agua de un elemento central.

Sin embargo, tiempo después la fuente fue demolida y reconstruida de manera más moderna, por lo que su posición descentrada se mantuvo. No olvides sacarles a las fuentes unas preciosas fotos a contraluz a través del agua. Alucinarás.

plaza de san pedro gian lorenzo bernini
Las preciosas fuentes con el efecto de agua a contraluz.

En el año 1657, Gian Lorenzo Bernini tomó el mando sobre el diseño de la plaza, y conforme iba construyendo la columnata de San Pedro vio cómo la fuente provocaba desorden y rompía la armonía y simetría que él buscaba, debido a su posición.

Para solucionarlo, el arquitecto la cambió un poco de lugar. La colocó en línea con el obelisco central y en el eje mayor de la elipse. Asimismo, creó una nueva fuente, idéntica (exceptuando los elementos decorativos y el escudo), colocada simétricamente en el otro lado de la Plaza del Vaticano.

Como sabrás Roma es una ciudad con una gran cantidad de fuentes, bellísimas, como la increíble Fontana de Trevi. Las fuentes de San Pedro no son lo mismo evidentemente, pero guardan también un encanto muy particular.

papa plaza san pedro

El Papa y las Misas en la Plaza de San Pedro

La aparición del Papa en San Pedro del Vaticano es algo que muchos viajeros que la visitan desean encontrarse. De hecho, las celebraciones y eventos religiosos generalmente se llevan a cabo en la Plaza del Vaticano y son días en los que el Papa sale la plaza.

Por si tienes interés aquí te dejo algunos eventos o misas que se realizan:

  • Ángelus de los domingos: Todos los domingos a las 12 de la mañana el Papa da por la ventana de los apartamentos papales, a la derecha de la basílica, una breve homilía, de más o menos 20 minutos, y la finaliza con una bendición general.
  • Audiencias papales de los miércoles: Si el tiempo es bueno, los miércoles a las 10:30 se celebra en la plaza un acto consistente en una serie de cánticos y lecturas que finalizan con la bendición a los fieles. Dura más o menos una hora y media.
  • Misas de Semana Santa: Los ritos litúrgicos y las misas de la Semana Santa también se celebran en la Piazza de San Pietro.
  • Misas y celebraciones de Navidad: Al igual que en Semana Santa, muchos actos importantes de la Navidad se celebran en esta plaza.
  • Más eventos: Otros acontecimientos, también muy importantes, se celebran aquí. Estos eventos pueden ser un funeral cuando un Papa fallece, también la espera de la fumata blanca que señala un nuevo Papa, su primer discurso tras la elección, etc.

estatuas de la plaza de san pedro

Qué simboliza la Piazza di San Pietro

Ya se ha comentado un poco en apartados anteriores la gran simbología de la plaza. La intención de acoger a los fieles del cristianismo, hacerles sentir más cercanos al Papa, tanto física como emocionalmente y realzar la importancia de la Iglesia Católica.

Para algunos, lo que simboliza la Plaza de San pedro es la misma religión cristiana y cómo ambos brazos elípticos de la plaza, con su gran columnata de Bernini, representan los brazos de la Iglesia. Abiertos y acogedores, que reciben a los fieles que van a peregrinar y ver al Papa.

Esta es la intención de la plaza, acogerlos y hacerlos sentirse protegidos. Aunque en mi opinión, también tiene la intención de diferenciarse del resto, para ganar protagonismo, y que sea un buen foco de atención. Es posiblemente la plaza más espectacular del mundo.

plaza san pedro roma

Cómo llegar y entrar a la Plaza de San Pedro

Si te preguntas cómo llegar a San Pedro, puedes coger la línea A del Metro, a la parada Ottaviano-S Pietro. También puedes coger los buses 34, 45, 61, 64, 98, 881, 916 y 982. Caminando la mejor manera de llegar desde el Centro Histórico es por el Ponte Sant’Angelo.

Algunos sitios interesantes y cercanos a la plaza pueden ser la Via della Conciliazione, una avenida que une Roma con el Estado del Vaticano; la Iglesia de Santa María in Traspontina, el Castillo de Sant’Angelo o la Iglesia del Santo Spirito in Sassia.

Para finalizar, espero que este artículo te sea de mucha ayuda cuando visites este espectacular lugar así como de la columnata de Bernini, y además, desearte un buen viaje. Y eso sí, no olvides de sacarte una buena foto en la Plaza de San Pedro. Un saludo y… ¡A ser felices!