Saltar al contenido

El Coliseo Romano, qué ver y toda la información para visitarlo ✅

El Coliseo de Roma fue el símbolo más grande del poder del Imperio Romano

coliseo romano

El Coliseo Romano es lo primero que viene a mi mente al pensar en viajar a Roma, una ciudad que me tiene enamorado, ya que fue el símbolo más grande del poder del Imperio Romano y un elemento clave para que los césares mantuvieran al pueblo entretenido y contenido.

Por este motivo, en esta guía del Coliseo de Roma, voy a darte toda la información que necesitas para visitarlo, desde un repaso por su historia, su construcción y qué ver hoy en día, hasta dónde comprar las entradas, sus horarios y ubicación.

Digamos que por su importancia histórica, deseo desgranarte todos los detalles del icono más representativo de la Ciudad Eterna, uno de los imprescindibles que ver en Roma, para que cuando vayas a visitarlo lo descubras en profundidad. Yo he visitado el Anfiteatro Flavio tres veces.

Esta joya, que atrae alrededor de cinco millones de turistas cada año desde cada rincón del mundo, es fundamental conocerla al menos una vez en la vida, para entender la magnitud de los espectáculos que hemos visto en películas de cine y la grandiosidad de Roma.

Te invito a que me acompañes a explorar una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno y sus rincones llenos de secretos. ¡Vamos allá!

⬇ Conoce el Coliseo conmigo en este vídeo ⬇

Coliseo Romano: el símbolo más grande de la Antigua Roma

El Coliseo Romano es sin duda el símbolo más grande de la Antigua Roma. Una obra monumental de 189 metros de largo y 57 metros de altura, ubicada en el pleno corazón de Roma, en la que se realizaban luchas de gladiadores, entre otros espectáculos.

El Coliseo de Roma es visto por muchos como un monumento del emperador Flavio tras la victoria en la primera guerra judeo-romana de 70 d. C. Una muestra de su éxito en batalla y una recompensa para su pueblo.

Hoy en día esta colosal obra es visitada por multitud de viajeros, turistas, estudiantes, etc., que quieren conocer de cerca el lugar en el que los emperadores montaban los espectáculos más grandes de la Antigüedad.

que ver en el coliseo
El Coliseo conserva su esqueleto en el interior

Por cierto, si quieres visitarlo, mi recomendación es que evites comprar las entradas para el Coliseo de Roma haciendo las interminables colas y pierdas mínimo dos horas de espera, es uno de los mayores errores que cometen muchas personas cuando visitan la Ciudad Eterna.

Por ello, te recomiendo hacer un tour por el Coliseo, ya que incluye una entrada preferente, sin colas y con un guía de habla hispana que te muestra cada detalle del monumento y te explica su historia. Lo bueno es que también os acompañará por el Foro Romano y el Palatino, incluidos también en la entrada.

Sin embargo, si prefieres ir por libre otra buena opción es comprar la OMNIA Vatican & Rome Card, una tarjeta que ofrece entrada gratuita y sin colas para el Coliseo, los Museos Vaticanos y las principales atracciones de la ciudad.

Coliseo de Roma: cómo es en la actualidad

El Coliseo de Roma ha cambiado mucho desde que el emperador Tito diera comienzo a los juegos inaugurales, pero después de casi 2000 años es una de pocas edificaciones que aún se conserva casi en su totalidad,  por lo que es uno de los monumentos mejor preservados en el tiempo.

Esto lo convierte es una de las mayores atracciones turísticas de Italia y en su monumento más importante podríamos decir. En 1980 éste fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y en julio de 2007 fue nombrado una de Las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Hoy en día todavía podemos admirar su emblemática fachada y acceder a los pasillos de su interior. Asimismo, es posible visitar una parte de la arena que se ha restaurado, así como el hipogeo, lugares que visité en mi último viaje a Roma en el tour de los subterráneos y la arena. ¡Te sientes como un gladiador!

El hipogeo son las galerías de túneles subterráneos
El hipogeo son las galerías de túneles subterráneos que vemos el centro

Estos son todos los elementos que perduran en la actualidad:

  • Fachada: La espectacular fachada está formada por 3 plantas inferiores, con 80 arcos de medio punto cada una, ordenadas de arriba a abajo con elementos de estilo dórico, jónico y corintio, formadas sobre pilastras y semicolumnas adosadas que soportan un entablamento decorativo. Y un cuarto piso que sigue una línea arquitectónica llamada orden compuesto, con pilastras adosadas y ventanas en uno de cada dos vanos.
  • Gradas: Aún se conservan la distribución de las gradas casi en perfecto estado, aunque el revestimiento y gloria de esos días quedó atrás. De igual manera, podrás ver la perspectiva que habría tenido el emperador o la plebe del espectáculo durante tu visita.
  • Arena: El plano de la arena tenía un completo sistema de drenaje que conectaba con las cloacas. La cubierta de madera que tenía ya no se conserva hoy en día. Aunque se ha reconstruido parte de ella, y en hoy en día es posible visitarla exclusivamente con el tour de la Arena de Gladiadores.
  • Subterráneos – Hipogeo: Durante el mandato de Domiciano se pavimentaron las cloacas y se colocaron en la arena los montacargas para los combates, dejando el laberinto subterráneo al aire libre.
  • Museo de Eros: En el piso superior hay un museo dedicado al dios griego Eros que reflexiona acerca de la relación entre éste y Afrodita, diosa de la belleza.

coliseo informacion

Coliseo Romano: historia e información sobre su construcción

A partir de este punto vamos a empezar a repasar la historia, secretos y curiosidades de la construcción del Coliseo y sus casi 2000 años de vida.

Curiosidades del Coliseo

Estas son las curiosidades del Coliseo Romano:

  1. Bautizado con otro nombre: fue bautizado como el Anfiteatro Flavio, nombre que venía de la Dinastía de los Flavio y del emperador que inicio a su construcción: Vespasiano.
  2. El Coloso de Nerón: Seguramente te preguntes por qué se llama Coliseo, y es porque antiguamente una estatua en bronce gigantesca del emperador Nerón de más de 25 metros, estaba situada frente a la plataforma del Templo de Venus y Roma, cerca del Anfiteatro Flavio. Un Coloso de Nerón al que Vespasiano no tardaría en sustituirle la cabeza por la del dios del sol, pasando a llamarse Coloso Solís.
  3. Construido sobre un lago: este anfiteatro no siempre estuvo aquí, ya que en este emplazamiento, antes de su construcción se extendía el lago artificial Stagnum Neronis, de la majestuosa Domus Aurea de Nerón. Un lago que por cierto, se aprovechó más tarde para realizar los magníficos espectáculos de batallas navales en el Anfiteatro de los Flavio.
  4. No se conoce al arquitecto: Un dato curioso, es que hasta el día de hoy se desconoce la identidad del arquitecto del edificio, la mayoría de las obras públicas romanas se erigían para la gloria de los emperadores y eso sí quedaba escrito. Se ha pensado en nombres como Rabirio, Severo, Gaudencio o incluso Apolodoro de Damasco, aunque se sabe que este último llegó a Roma en el año 105.
  5. Patrimonio de la Humanidad: Por su interesante y conservada historia, el Coliseo fue constituido como Patrimonio de la Humanidad en 1980 por la Unesco y hoy en día es una de las obras más admiradas del mundo.

¿Puedes imaginarte cómo sería vivir aquellos juegos con la arena inundada?

Que es el Coliseo

¿Qué emperador lo mandó construir y por qué?

El Coliseo de Roma se construyó durante la regencia del emperador Tito Flavio Vespasiano, mejor conocido como Vespasiano, entre el 70 y 72 d. C. hasta el día de su muerte.

El antiguo anfiteatro de Roma fue arrasado en el Gran Incendio del 64, por lo que el emperador tras la victoria en la primera guerra judeo-romana del 70 d. C. decidió construirlo con parte del botín por su éxito en la contienda y como zona de entretenimiento y espectáculos públicos para todo el pueblo romano.

Ya entonces, su hijo y sucesor Tito continuó con las obras terminando el nivel superior e inaugurando el edificio en año 80. Dicen que que se mataron a más de 9000 animales salvajes en los juegos inaugurales del anfiteatro y que los festejos duraron más de 100 días.

emperador Tito
El emperador Tito lo inauguró

Más tarde, bajo el mandato del emperador Domiciano, hijo pequeño de Vespasiano, se remodeló el edificio y se construyó el hipogeo: el entramado de túneles subterráneos que se usaban para albergar animales y esclavos. Además, añadió una galería en la parte superior para incrementar su aforo.

Como todos los anfiteatros, fue construido de forma ovalada y con muchas gradas para que el público pudiera ver bien las representaciones. El mejor lugar por supuesto, estaba reservado para el emperador y su familia, mientras que los demás espectadores estaban distribuidos de acuerdo a su nivel económico e importancia.

La construcción del Coliseo Romano

Las obras de la construcción Coliseo Romano empezaron entre el 70 y 72 d.c bajo el mandato del emperador Vespasiano. Y fueron terminadas por su hijo Tito en el año 80.

La zona elegida, como hemos comentado, fue una parte de la grandiosa Domus Aurea de Nerón, ubicada entre las colinas de Celio, Esquilino y el Monte Palatino, y que posteriormente fue arrasada por el Gran Incendio de Roma en el 64 d.C.

Esa parte era en la que Nerón construyó la laguna artificial, rodeada de jardines y pórticos, y se amplió el acueducto Aqua Claudia para hacer llegar agua a la zona, lo que hizo que posteriormente pudieran realizarse espectáculos navales en el Coliseo.

Iniciado el mandato de Vespasiano, se derribó gran parte de la Domus Aurea, se rellenó el lago y sirvió como emplazamiento para el nuevo Anfiteatro de los Flavio. Al lado de este, se construyeron las escuelas de gladiadores, las cuales se conservan sus ruinas hoy en día y es posible admirarlas.

coliseo construcción

Su construcción fue una gran obra de ingeniería

Cómo construyeron el Coliseo de Roma fue algo asombroso, porque una vez rellenado el lago, se llenó de hormigón para terminar de asentar el suelo. Más tarde, se levantaron los muros de contención de ladrillo para soportar el peso del impresionante anfiteatro.

Para crear una base suficientemente estable, se agregaron ladrillos a la arcilla y se vertió cemento encima. De esta manera se construyó la base, que más tarde sería el hipogeo: lugar donde los esclavos, artistas y animales esperaban antes del comienzo de los espectáculos.

De otro lado, se construyó el podio, el emplazamiento donde se reservaba asiento para los miembros gubernamentales más importantes: el emperador, los dignatarios y los senadores.

Por otra parte, el piso fue construido sobre tres capas de piedra de travertino, una piedra caliza de color más amarillento con la que también se revistió la fachada y los muros exteriores, junto al mármol.

Para la unión de los bloques de piedra se usó bronce fundido, actuando como cemento al secarse y endurecerse. La gran mayoría de los muros radiales se hicieron con toba. Las bóvedas y gran parte de las plantas superiores se construyeron con hormigón.

Los romanos utilizaron arcos como su principal sistema de apoyo, transfiriendo el peso hacia abajo a través de las columnas. Esto le dio una de las características arquitectónicas principales al Coliseo Romano.

Para la construcción de los últimos niveles usaron grúas para colocar las piedras y se utilizaron elementos más ligeros como cemento y ladrillo.  La estructura también contenía fuentes y baños interiores, que conectaban a través de un sistema de acueductos entre ellos.

Características del Coliseo de Roma: materiales de construcción

Las características del Coliseo de Roma son increíbles, debido a los resistentes y abundantes materiales empleados en su construcción como:

  • Bloques de travertino: Se trata de una piedra caliza que era extraída en Tívoli, a 30 kilómetros de la ciudad de Roma y que se utilizó para la construcción de los pilares, la planta baja y la pared externa.
  • Hormigón: Es una mezcla de pequeñas piedras mezclada generalmente con cal, cemento, arena y agua. Este material fue utilizado en distintas partes, pero principalmente para sentar el suelo del sótano del Coliseo.
  • Mármol: El mármol fue utilizado en los asientos, la creación de estatuas, fuentes de agua potable y para cubrir las paredes del exterior del Coliseo.
  • Toba volcánica: Se trata de una piedra ligera de consistencia porosa, formada por la acumulación de cenizas y que fue utilizada en la preparación de cemento, en la realización de los pilares de menor importancia y las paredes radiales.
  • Ladrillos: Para los pisos superiores se usaron elementos más ligeros para que no fueran a caerse las paredes por su propio peso, para ello se usaron ladrillos para las paredes.
  • Cemento: Al igual que el ladrillo, es un elemento menos pesado que el mármol o los bloques de travertino. Este material se usó en los arcos de las bóvedas.
  • Azulejos: Como un toque decorativo, se usaron los azulejos para recubrir el piso y las paredes.
  • Bronce, plomo y terracota: Para la unión de los bloques de travertino, se usó bronce como cemento. Y para las tuberías y el sistema de alcantarillado, se usó plomo y terracota.

Como ves fueron muchos y variados los materiales utilizados en la construcción del Coliseo de Roma.

partes del coliseo
Aquí vemos la zona de la Arena reconstruida.

Partes del Coliseo Romano

Estas son las partes del Coliseo Romano que debes conocer:

La arena

Era digamos el terreno de juego, una plataforma de madera cubierta de arena en forma de óvalo. El suelo disponía de trampas y montacargas que comunicaban con el hipogeo y se usaban durante los espectáculos.

El hipogeo

Era un complejo de túneles y mazmorras en el que se alojaba a los gladiadores, a los condenados y a las bestias. Hoy en día, el laberinto subterráneo permanece parcialmente al aire libre. En este vídeo mío te muestro con todo detalle el ➡️ Hipogeo, la Arena de Gladiadores y el Ludus Magnus ⬅️. ¡No te lo pierdas!

La estructura

Una de las obras de arquitectura más emblemáticas, no sólo por su diseño sino por los materiales y el ingenioso uso que les dieron, técnicas que han servido de inspiración para creaciones de la actualidad.

La Cávea

Esta era la zona en la que están ubicadas las gradas del Coliseo, pisos que estaban claramente divididos y reservados de acuerdo a las clases sociales.

Las bóvedas que sostienen la cávea se hicieron vertiendo argamasa de cemento directamente sobre cimbras de madera, una innovación que aligeraba la fábrica.

En las partes inferiores y en los sótanos se empleó la toba del mismo modo. Muchos de estos sillares iban sujetos con grapas metálicas.

gradas del anfiteatro flavio
El Coliseo por dentro es todavía más impresionante.
El Podium

Era el primer nivel del Coliseo y allí se sentaban los romanos más ilustres: senadores, magistrados, sacerdotes y quizás las vestales.

En ambos extremos del eje menor había sendos palcos. Al ser el piso más próximo a las fieras, había una red metálica de protección y arqueros apostados regularmente.

El Maenianum Primum

Era el lugar destinado para los aristócratas que no pertenecían al senado

El Maenianum Secundum

Dividido en el imum para los ciudadanos ricos y el summum para los pobres.

El Maenianum Summum in Ligneis

Esta zona estaba hecha de madera, y no contaba con asientos, estaba reservado para las mujeres.

Vomitorios

Grandes pasillos por el que se permitía salir a una enorme cantidad de gente en poco tiempo. Su increíble diseño permitía evacuar en menos de tres minutos, a los 50.000 espectadores que albergaba.

La fachada

Sin duda esta zona exterior es lo más reconocido de toda la estructura, compuesta por 80 arcos sobre pilastras y semicolumnas adosadas que soportan un entablamento puramente decorativo.

El cuarto piso

Formado por una pared ciega con pilastras adosadas y ventanales.

El velario

Era una cubierta de tela desplegable para garantizar a los espectadores una adecuada protección al sol y mal tiempo. Primero fue realizada con tela de vela y luego sustituida por lino para que fuera más ligera y se apoyaba en un entramado de cuerdas.

por qué se construyó el Coliseo

Qué capacidad tenía el aforo del Coliseo Romano

En la antigüedad el Coliseo Romano tenía una capacidad entre 55.000 y 60.000 espectadores, ubicados en ochenta filas de gradas.

El mismo aforo que tienen muchos estadios de fútbol hoy en día. ¡Increíble!

Una edificación, que ha sido fuente inspiración para la construcción de estadios deportivos, debido a su ingenioso diseño, que superaría incluso a proyectos de ingeniería actuales.

gladiadores en el coliseo

Los gladiadores en el Coliseo, espectáculos y luchas con animales

Las luchas de gladiadores eran sin lugar a dudas el principal y más esperado espectáculo. Al pueblo romano le encantaba ver que dos hombres de proporciones asombrosas mostraran sus habilidades en la lucha cuerpo a cuerpo hasta la muerte.

Además, el Coliseo albergó otro tipo de espectáculos como las venationes, peleas de animales o los noxii, ejecuciones de prisioneros por animales.

Asimismo, en algunas ocasiones y por un corto periodo de tiempo, se celebraban las naumaquias, espectáculos de batallas navales en los que inundaban la arena con agua.

Durante siglos los prisioneros obligados a luchar saludaban al estilo del saludo al emperador Claudio, con su tan característico:

“¡Ave César! Los que van a morir te saludan”.

El cálculo de muertes producidas para entretener a emperadores y pueblo romano se ha estimado en más de 250.000 personas y más 500.000 bestias.

El Anfiteatro Flavio y los cristianos: mitos y leyendas

Los cristianos participan en algunas leyendas negras de la historia del Coliseo, donde se afirma que fue un lugar de persecuciones y martirio en masa para ellos. La verdad es que es solo una teoría, ya que no hay pruebas que lo confirmen, y durante las grandes persecuciones cristianas, como la de Diocleciano, tuvo poco uso.

Esta leyenda viene de Hollywood, el mito de que en este murieron todos los mártires cristianos devorados por leones. Sin embargo, si es verdad que en muchos anfiteatros de la época romana ocurrieron masacres documentadas contra los primeros cristianos.

Fue entre el siglo XVI y XVII, cuando se empezó a considerar lugar santo al Coliseo Romano, por su asociación con los primeros mártires cristianos. Dicen que el papa Pío V recomendó a los peregrinos guardar arena del anfiteatro como una reliquia, ya que estaba impregnada de la sangre de los mártires.

Pero fue un siglo después cuando la leyenda se hizo más popular, cuando Fioravante Martinelli, lo puso a la cabeza de una lista de lugares sagrados a causa de los martirios que en él se celebraron en su libro Roma ex ethnica sacra, de 1653.

cristianos martirizados en el Anfiteatro Flavio
Cristianos antes de ser devorados por las bestias.

Como nota, señalar que varios papas han realizado muchos trabajos de reparación y restauración en el Coliseo, por lo que conserva una conexión con la cristiandad. De hecho, cada Viernes Santo el papa encabeza una procesión al anfiteatro en memoria de los mártires cristianos.

De otro lado, el monumento siempre ha mantenido su aire pagano, lo que justifica el nacimiento a su alrededor de leyendas que fueron alimentadas por las creencias medievales y, posteriormente, por episodios de brujería.

Como cualquier edificación que ha perdurado en el tiempo, hay relatos que se han ido creando a su alrededor y en este caso no es la excepción. Se cree que existen fantasmas que recorren las galerías y pasadizos.

Tanto vigilantes como turistas afirman haber escuchado durante la noche los lamentos de quienes en su época iban a ser ajusticiados, así como rugido de animales y voces de los luchadores antes de salir a la arena. Esto no lo puedo corroborar.

Pero lo cierto, es que por años el Coliseo Romano ha sido considerado como un lugar mágico y plagado de misterio, y más cuando nunca se ha transformado en un lugar de culto cristiano como el Panteón de Agripa, por ejemplo.

¿Cómo era el Anfiteatro Flavio por dentro en la antigüedad y sus espectáculos?

Si quieres saber cómo era Coliseo Romano por dentro en la antigüedad y sus espectáculos, debes de saber que el interior estaba formado por un piso tablado de madera en el centro lleno de arena, con graderías a su alrededor y sótanos debajo.

Desde ella, una valla de red metálica impedía el acceso a las gradas para proteger a los miembros ilustres de bestias y gladiadores. Bajo las graderías se localizaban arqueros preparados para aniquilar cualquier peligro existente.

De otro lado, mientras en el hipogeo se preparaban nuevos escenarios: fieras, gladiadores, escenografías y diferentes juegos para el entretenimiento del emperador; en la arena se escenificaban otros.

batallas navales en el coliseo
Naumaquias en el Coliseo.

Por el corredor central del hipogeo, la zona subterránea, se deslizaban los escenarios y decorados que iban a ponerse en escena. Asimismo, la elevación hasta la arena se realizaba mediante poleas y cuerdas, por lo que se necesitaba un gran número de hombres para realizarlo.

Por los tres corredores a cada lado del central tenían lugar las apariciones en escena de fieras y gladiadores. Con sinceridad, la ingeniería usada para trasladar a los animales a la arena era simplemente deslumbrante.

como llegar al coliseo
Parada Metro Colosseo frente al Anfiteatro Flavio.

Coliseo Romano: horarios y ubicación en Roma

Estos son los horarios del Coliseo de Roma:

  • Desde las 8:30 horas de la mañana todo el año hasta una hora antes de la puesta del sol. El último acceso siempre es una hora antes del cierre.
  • De marzo a agosto éste está abierto al público desde las 8:30 de la mañana hasta el cierre a las 19:15 horas, en septiembre a las 19:00  y las 18:30 horas en octubre.
  • En horario invernal el cierre es a las 16,30 de la tarde, de mitad febrero hasta mediados de marzo a las 17:00 horas, y hasta finales de marzo, hasta las 17:00.

Cómo llegar al Coliseo Romano:

  • El Anfiteatro Flavio está en el centro de la ciudad de Roma, al lado del Foro Romano y conectado vía metro.
  • Para ir en metro al Coliseo desde Termini basta con subir a la línea B, dirección Laurentina y bajarse en la parada Colosseo. Es fácil.
  • En el caso de venir desde la Plaza de San Pedro podéis hacerlo cogiendo el autobús 40 hasta Piazza Venecia.
  • Por toda la ciudad se puede ir con los autobuses (60, 81, 85, 87, 175, 628 y C3), y con el tranvía 3.
  • Los billetes de metro o bus los podéis comprar en los estancos o kioskos de prensa.

Y hasta aquí este súper artículo que he hecho especialmente para ti sobre el Coliseo Romano. Si tienes alguna duda o quieres contarme algo sobre tu visita no dudes en dejarme un comentario. ¡Un saludo!